Entrevista a Per en el Aftonbladet

Per Gessle tiene varias canciones de verano y éxitos internacionales. Sin embargo en el programa de radio “Sommar i P1” él explica cómo a menudo ha recibido ayuda para subir el nivel de sus canciones. Siempre he sido malo en hacer virar la música, dice él en el programa de radio.

Para la producción detrás de “Sommar i P1” ha sido un logro tener a Per Gessle. Se lo habían pedido una y otra vez pero siempre había dicho que no. Incluso este año en un principio había dicho que no. Pero cambió de idea y escogió asumir el encargo junto con su colega Sven Lindström, con quien lleva acabo una lista de canciones favoritas de diferentes géneros en Sveriges Radio.

Per Gessle es uno de los artistas y letristas más grandes de Suecia de todos los tiempos. Su lista de méritos comprende 40 años con Gyllene Tider, 30 con la banda internacional Roxette, y una carrera en solitario de éxito. Hay que añadir 80 millones de discos vendidos y 5 grammis.

Pero en su “sommarprat i P1” él desvela que le gustaría poseer una musicalidad más grande y que la grandiosidad en sus canciones no sólo dependiera de su propio trabajo.

-Siempre he deseado haber tenido una capacidad más alta como músico. Con los años he mejorado, técnicamente y musicalmente sé un  poco más a qué me dedico ahora. Pero también siento que tengo una musicalidad limitada cuando trabajó con músicos hábiles como Clarence Öfwerman o Christoffer Lundquist, dice él y continúa:

-Cuando hablan entre ellos no sigo el hilo. Ellos son músicos de escuela y escuchan la música de otra manera. Es otro nivel, que yo no tengo.

Él describe como a menudo ha presentado un material de canciones dejando que los músicos a su alrededor procesen.

-A veces puedo hacer cosas, que para mí no son sencillas, pero que para ellos son casi banales. Así que intento llegar con mi material sencillo y banal dejando que ellos suban tanto el nivel que quede brillante. Lo sentí directamente con Clarence, como conseguía dar un giro a mis canciones.

Clarence Öfwerman fue productor de Roxette de 1986 hasta 2012, pero incluso ha producido todo lo que ha hecho Per Gessle desde 1986.

-Siempre he sido malo haciendo virar la música. A menudo son buenas melodías y estribillos con “gancho”, pero no da un giro. Fue un poco el secreto con Roxette, que Clarence podía dar un giro a la musicalidad a la que yo ni me acercaba.

Él recuerda cuando se dio cuenta por primera vez que sus canciones “podían dar un giro”. Una de las canciones del primer disco de Roxette, “I call your name”, iba a grabarse cuando de repente estaba la magia en el estudio.

-Primero la hice en sueco, “Jag hör din röst”, que nunca fue grabada, pero cuando esta banda se puso a tocarla se convirtió en una canción totalmente distinta. Y luego llegó Marie y empezó a cantar, y ella también tiene un estilo viral en su voz que yo no tengo, y fue una revolución para mí poder escuchar mi canción tocada y cantada de esta manera.

Las pequeñas recompensas, desafíos y corroboraciones lo anima a escribir.

-Se trata de conseguir estas pequeñas compensaciones. Me dio fuerzas para escribir más canciones. Porque sabía que se le iba a dar un giro a estas canciones.

http://www.aftonbladet.se/a/8yE8d

Deja un comentario