Entrevista a Per en el periódico sueco Wermlands Tidningen

Per Gessle tiene un sentimiento amor-odio hacia su voz pero puede enorgullecerse con una lista de éxitos como nadie más en la música pop sueca.
NWT se encuentra con Per Gessle con motivo del concierto en Karlstad y habla sobre la rotura de pierna que dio a Roxette su sonido y sobre porque escoge seguir con Roxette sin Marie Fredriksson.
Lo que empezó como un proyecto-hobby durante un tiempo cuando Per Gessle se sentía como algo que había caducado, llegó uno de los cuentos de éxito musical más grandes de Suecia. Junto con Marie Fredriksson, Gessle formó un dúo que vendió millones de discos e hicieron varias giras por todo el mundo. El grupo se enorgullece de tener cuatro números uno en el Billboard y tener una gran multitud de fans devotos. Pero a principios de la primavera de 2016 Marie Fredriksson dio la noticia de que quería poner punto final. El tumor cerebral del que fue operada en 2002, empezó a afectar más su día a día.
La noticia no sorprendió a Per Gessle. Ya se esperaba, Marie Fredriksson cada vez se fatigaba más en el escenario. Estaba sentada en gran parte de los conciertos. La gira planificada para ese verano fue cancelada.
Allí podía haber acabado el cuento sobre Roxette. Pero Marie quería otra cosa. Ella animó a Per a continuar, y con el beneplácito de su compañera de dúo, Per ahora ha hecho arreglos a una parte del catálogo de Roxette a un sonido más cercano a su último disco en solitario.
-Yo no quería seguir con Roxette, dice Per Gessle.
-No veía cómo podía seguir. Habiamos creado Roxette juntos. Cuanto Marie lo dejó, hice algo que estaba muy lejos de lo que era Roxette -música acústica en sueco grabada en Nashville. Para mí fue natural dejar Roxette atrás y seguir adelante.
Los dos discos fruto de esas sesiones en Nashville han sido honorados tanto por el público como por los críticos. Cuando después iba a trasladarse la música al escenario para la gira de verano, Per Gessle escogió añadir algunos nuevos músicos a su banda, incluyendo instrumentos como violín, dobro y pedal steel.
-Quedó un sonido totalmente nuevo, un abanico totalmente nuevo de posibilidades para mí. Con ello surgió la idea de dejar que esta banda hiciera canciones de Roxette. Aquí había posibilidades de hacer una “nueva” versión de Roxette que no estuviese dirigido a grandes arenas de la misma forma que antes. Quería quitarme la idea de los arenas. El verano pasado tocamos algunas canciones de Roxette y dio ganas de más.
Pero dejar que Roxette tomara una nueva dirección musical no ha sido del todo fácil. En un principio no fue una decisión fácil de tomar.
-Ahora están todas estas canciones de Roxette que he escrito y hay dos caminos a seguir. O escojo no tocarlas más en directo porque Marie ya no está. O las tocamos de todas formas.
Per se encoge de hombros y constata:
-¡Qué cojones!, pensé yo. Ya que Marie ha dado el beneplácito de seguir tocando, ¿por qué no voy a hacerlo? Hay todo un mundo allí fuera que les gusta la música y que quiere escucharla. Muchos de los hits son tan actuales ahora como jamás lo han sido. El problema más grande fue llegar a cómo lo iba a hacer… Artisticamente, si me disculpas una palabra fuerte. Me gustaría hacerlo de la manera correcta.
Él ja escogido llamarlo Per Gessle’s Roxette para que nadie espere que aparezca Marie Fredriksson.
-Una parte cree que Marie se ha tomado una pausa. Pero no es así. Desgraciadamente. El tiempo de Marie en Roxette se ha acabado. Tanto los fans como yo tenemos que vivir con ello.
-¿Cómo te sientes? ¿Te has acostumbrado a la idea?
-Si. Probablemente, ahora sí. Ha pasado tiempo. Al mismo tiempo veo esto como un nuevo capítulo en la historia de Roxette, ella quiere que yo administre la herencia. De aquí a dos años, esto se sentirá claramente. Más o menos como Roger Waters que va de gira con canciones de Pink Floyd. El tiempo pasa, la música queda. Yo, y mucha gente, somos románticos que queremos que todo sea como siempre ha sido. Pero ahora no es así. Esta es mi manera de abordarlo.
La entrevista antes que NWT la hace un equipo de tv de Rusia, están recogiendo su material técnico cuando paso yo. St. Petersburg es una de las paradas en esta gira que empezó en Praga y que ahora aterriza en Karlstad vía entre otras ciudades Halmstad y Londres. Imágenes de los conciertos previos hacen entrever que Gessle se siente cómodo en el escenario. Él habla calurosamente de sus músicos, nombra la cantante Helena Josefsson -que colaboró en el último single de Sven-Ingvars- y su habilidad por encontrar nuevos ángulos en su música.
-Ella es fantástica.
-¿En qué medida asume ella el papel de Marie?
-Quiero que Helena haga un paso adelante, no para tomar el papel de Marie sino para hacer las canciones como suyas. Es muy importante. Esto no puede convertirse en una banda de covers de Roxette.
Muchos de los grandes hits de Roxette, como “Joyride” y “The look”, los cantas mayormente tu. ¿Qué piensas de tu voz?
-Siempre he tenido y sigo teniendo una especie de relación amor-odio con mi voz. Uno de los motivos para Roxette era que yo iba a evitar cantar. Empecé a cantar en Gyllene Tider porque nadie más quería. Siempre he estado más interesado en escribir canciones.
-Las canciones que cantaba yo con Roxette al principio, les ponía un tono más bajo para evitar la voz infantil, quería salir del chirriante Per Gessle. Hoy en día mezclo mi voz con la de Helena u otra cantante femenina. Encaja muy bien con mi voz. De la misma forma que le iba bien hacerlo a Leonard Cohen. Hay un sentimiento crema de chocolate cuando una voz femenina se junta con la mía. En Gyllene Tider se hacía con Micke Syd que ponía un tono luminoso a mi voz.
-Si Gyllene Tider se inspiraba en el powerpop británico, Roxette era otra cosa. ¿Tenías una imagen clara de cómo iba a sonar Roxette?
-Fue una estrategia consciente. Yo quería entrar en el mundo digital con Roxette. Primero grabamos solo un single, “Neverending Love”. Cuando grabé una demo de la canción, usé solo sintetizadores y programadores.
-¿Para contrastar con Gyllene Tider?
-No, más bien porque yo estaba en esos sonidos en ese momento. Quería que mi música se sintiera contemporánea. Pero cuando Clarence produjo el primer material de Roxette, él quería sustituir todos los sintetizadores por una banda tradicional. Entraron músicos, entre otros, de Eldkvarn. Yo pensaba que sonaba terrible. Pero se convirtió en un hit, así que la discográfica nos dio la oportunidad de grabar un álbum entero. El primer disco de Roxette se convirtió en una especie de híbrido en que algunas de las canciones estaban basadas en sintetizadores, otras tocadas por la banda.
Después del primer disco la continuidad era insegura. Marie Fredriksson tenía una carrera en solitario más extensa con giras y discos. Durante el tiempo que Marie estuvo ocupada con lo suyo, Per escribió las canciones de lo que sería “Look Sharp”.
-Canciones como “The look”, “Dangerous” y “Listen to your heart”. Empezamos a grabar con la misma banda que antes, pero sonaba como antiguo. Yo quería entrar en el mundo de las máquinas!
La salvación llegó desde una dirección inesperada. Cuando el técnico de estudio Alar Suurna se rompió la pierna, fue sustituido por Anders Herrlin de Gyllene Tider. Anders se había interesado por la técnica digital y pudo mostrar a Clarence Öfwerman lo atractivo de ello.
-Así que fue gracias a la rotura de una pierna que “The Look” y todas las otras canciones suenan como suenan! Quedó música programada auténtica. A parte de las guitarras, solo hay máquinas programadas. “Listen to your heart” es un poco más orgánica.
-Así que ahora cierras el círculo y tocas las canciones de Roxette con una banda tradicional.
-jajaja, si, tienes razón. Empiezo a hacerme mayor. Lo normal hoy en dia -desde Coldplay y U2 hasta todo el resto- es que lleves algo de música pregrabada cuando tocas en directo. Nosotros pasamos de todo eso y tocamos en directo de verdad, como una vieja banda de rock.
-Tu y Marie experimentasteis grandes éxitos con números uno en el Billboard y extensas giras mundiales, en algunos momentos os debéis haber sentido como calcetines en una lavadora.
-Si, la verdad es que si.
Muchos artistas tienen difícil llevar la situación, historias sobre excesos, divos y comportamiento destructivo representa una gran parte de la historia de la música pop. Tú droga parece haber sido todo el tiempo la caza del próximo hit.
-Cierto. En última instancia soy letrista. Pero siempre escribo tan pocas canciones como sea posible. Benny Andersson se sienta al piano cinco días a la semana. Al final encuentra algo que le gusta. Yo trabajo de mañanera totalmente opuesta. No me acerco a un instrumento hasta que realmente siento que tengo algo genial entre manos. Intento escribir la canción rápidamente, la quiero sacar del cuerpo, de mi sistema. Después vuelvo y la cambio hasta que quedo satisfecho. Un poco como colocar las piezas del puzzle.
-Hablas muy entusiasmado sobre tus letras, sobre todo el proceso. Aparte de la vida familiar, es escribiendo canciones donde estás más satisfecho con la vida?
-Si! Es donde más concentrado estoy. Ahí recae el 100% de la creatividad. Sigo todo el tiempo lo que siento en el estómago. Cada decisión lleva a la otra. Trabajo duro. Cuando escribes, a diferencia del trabajo en el estudio, puede haber mucha ansiedad y enojo. A veces no encuentro las palabras, no encuentro el sentimiento. Rima mal, hay demasiadas sílabas aunque las palabras eran las correctas. Hay muchas cosas que crean una enorme frustración.
Después de un profundo suspiro, sigue él sonriendo:
-Al mismo tiempo es una recompensa enorme. Escribir no es algo que realmente yo controle, simplemente está ahí. Quizá llegue un día en que sienta que no tenga nada más que escribir. Pero hasta ahora nunca ha ocurrido. Puedo pasar un mes sin coger una guitarra y de repente, zas!, tres canciones en solo unos días. Cuando terminas en ese estado, entonces es lo único que existe, el tiempo desaparece.
Gessle sobre el futuro de Roxette:
-Creamos un nuevo sonido. Quién sabe, quizás esto lleve a que entremos en el estudio y grabemos un nuevo disco. Con nuevo material de Roxette. Pongamos que dentro de un año tengo diez canciones en inglés y que no sé qué hacer con ellas. ¿Por qué no probar? No hay límites. Siento que que todo esto es un gran desafío, pero siento que debo hacerlo. Si no lo hago, me voy a arrepentir siempre.
Gessle escucha:
-Tengo una lista en Spotify especialmente para la recepción del Hotel Tylösand. Empezó con unas cien canciones de fácil escucha, pero canciones maravillosas que te ponen de buen humor. En principio la he actualizado cada día y ahora hay subidas más de dos mil canciones! Es una playlist abierta llamada “Easy listening by PG”. Entrad y echadle un vistazo.
Gessle mira:
-Me encanta ver películas pero claramente me he enganchado a diferentes series en Netflix y HBO también. “Ozark” es mi última favorita. Mis placeres culpables son que me gusta “Family guy” y sigo pensando que “Seinfeld” es lo mejor que se ha grabado desde Monty Python.
Gessle lee:
-Leo bastante. De todo. Muchas biografías. El último libro que he leído ha sido el libro sobre Madame Claude. Me acabo de comprar la biografía de Roger Daltrey. Pillé el libro sobre el Capitán Klänning en una gasolinera hace un mes.
El mejor disco en todas las categorías:
-“Rumours” de Fleetwood Mac. Producción atemporal y buenas canciones y letras. Buenos chismes alrededor de la grabación, bonita portada. Claramente.

Per Gessle: “Det finns en hel värld därute som gillar musiken och vill höra den”

Entrevista a Per en la revista sueco-finlandesa Hufvudstadsbladet

Cuando el artista de Roxette quiso renovarse, viajó a Nashville para grabar dos álbumes con músicos locales. El resultado también inspiró su actual gira. -Esta gira es extremadamente emocionante porque aquí me tiro realmente a la piscina, dice él en una entrevista a HBL.
En Abril de 2016 la cantante de Roxette Marie Fredriksson anunció que a causa de su enfermedad debía dejar las giras por recomendación de su médico. La noticia significó un giro para la otra mitad de Roxette, Per Gessle.
Después de 30 años y una decena de álbumes juntos, fue el final para una de las bandas de más éxito internacional de Suecia. Cancelaron conciertos que estaban planificados para el verano y Gessle no estaba seguro entonces de si él volvería a tocar canciones de Roxette.
-Cuando Marie lo dejó, lo primero que ella dijo fue que yo debía continuar con Roxette pero yo no quería. No podía ver cómo iba a seguir. No puedo coger una nueva chica y sustituir a Marie.
Un poco más de dos años más tarde Gessle se lo ha repensado. Después de haberse centrado en su propia música y haber lanzado dos discos en solitario en sueco, él está de actualidad con una gira llamada Gessle’s Roxettey donde vuelve a tocar canciones de Roxette. El 12 de noviembre tocará en el Kulturhuset de Helsinki.
-Esta gira es extremadamente emocionante porque aquí realmente me tiro a la piscina, dice Gessle cuando HBL se encuentra con él en las oficinas de Live Nation en Estocolmo.
La gran estrella durante la gira es el catálogo de Roxette, pero algunas canciones estarán revestidas y sonaran diferente. Gessle explica que se inspiró para la gira después de haber salido de gira con un proyecto en solitario con elementos country.
-Así que pensé: se podrían hacer las canciones de Roxette así, en este escenario y repensándolo todo. Entonces decidí que sería genial probar de hacer una gira así.
Gessle, a parte de canciones de Roxette, también tocará material de sus discos en solitario En vacker dag y En vacker natt, que él denomina Småstadsprat. Fueron dos discos que que exigieron que Gessle viajara hasta Nashville, en USA (un nuevo lugar geográfico).
–He hecho tantos discos en el mismo lugar en Skåne desde 2002. Mi mujer contó que había estado en el estudio 460 días los últimos diez años. Es más de un año en el estudio. Así que pensé que ya es suficiente.
Gessle dice que le gusta cambiar de ambiente y solo el hecho de ir a un estudio en Nashville le pareció un triunfo. Además él quería tocar con músicos locales de la ciudad.
-Cuando empecé a trabajar, creía que sería un clásico disco de letrista-cantante pero cuando empecé a grabar sentía como iban cambiando las canciones.
En el momento de las grabaciones, Gessle estaba pasando por un periodo difícil. Su madre, su hermana y su hermano habían muerto en un periodo de tres años y muchas de las canciones están escritas durante ese tiempo.
-Las canciones quedaron muy desnudas. Cuando las escribí pensé que había una melancolía en el estilo que hasta entonces no había conseguido jamás. No sé porque me salió así en ese momento, pero estaba preparado.
Gessle explica que siempre intenta ser personal cuando escribe pero que a menudo hay un filtro en algún lugar.
-A veces siento que entras en un modo de escribir y quizá sale de algo que sientes o que te ha pasado. Pero después se convierte en ficción para reforzar tu idea inicial. Y de repente ya no es tan personal.
¿Qué canciones son tus favoritas?
-Hay tres canciones clave que me gustan muchísimo. Son Det är min plats, Småstadsprat y Allt gick så fort.
-¿Por qué significan más estas?
-Porque son muy privadas, personales. Tanto Småstadsprat como Min plats son sencillas y difíciles de escribir tan sencillamente y hacer que funcionen. Sé de qué hablo porque fracaso con ello todo el tiempo, dice Gessle sonriendo.
La canción Småstadsprat la ha hecho junto con Lars Winnerbäck. En la canción cantan “no creía que fuese verdad, que hubieses vuelto con el mismo nombre. Solo era chismorreo”. Se refieren a los rumores que pueden correr en las poblaciones pequeñas.
-No creo que alguien que viva en una gran ciudad sepa el significado de “Småstadsprat” (charla de ciudad pequeña), dice Gessle.
Él viene de Halmstad, que a pesar de sus 100.000 habitantes también se la considera una población pequeña. Gessle sigue viviendo parcialmente allí para tener paz y tranquilidad. Él indica que si creces en una ciudad pequeña, influye en tu manera de pensar y de ser.
-Una ciudad grande como Estocolmo tiene otras posibilidades con metro y todo eso. El 99 por ciento de las cosas no estaban en Halmstad cuando yo crecí allí. Allí era mucho más viejo y caracteriza mi personalidad, mis valores y toda mi manera de relacionarme con otras personas, para bien y para mal.
Gessle explica que cuando su banda Gyllene Tider empezó a mediados de los 70 y viajó a Estocolmo para tocar, siempre pedían disculpas por ser de una ciudad pequeña y no de Estocolmo.
-Siempre nos sentíamos un poco inferiores. Y era innecesario! Pero fuimos educados así, siendo muy sinceros y prudentes. Creo que forma parte de esa mentalidad de ciudad pequeña.
Mientras muchos artistas pueden cansarse de tocar sus canciones más viejas, Gessle siente lo contrario. Él sintió pena cuando primero pensó que ya no iba a tocar más las canciones de Roxette.
-Todas estas canciones son mis bebés. Una de las mejores cosas en mi vida es que me he sentado a escribir una canción en algún lugar en mi casa y que de repente a alguien de Brasil, Finlandia o Australia le emociona y le gusta.
Gessle recuerda cuando de adolescente envió su primera canción a un programa de radio amateur y después recibió su primera carta de admiración de una chica llamada Katarina.
-Ella había escuchado la canción y se reconocía en la letra. Es fantástico. Si tienes la suerte de hacer canciones que conmueven a mucha gente del mundo, entonces está claro que tienes que tocarlas.
-¿Cómo ha evolucionado tu forma de escribir a lo largo de los años?
-Ha evolucionado pero también ha sido complejo. Hay algo en la naturaleza de la música pop que hace que todo sea más fresco cuando está escrito por personas jóvenes. Cuando te haces mayor, te vuelves un poco más inteligente e intelectualizas la música.
-Hoy lo habría tenido complicado con las primeras canciones de Gyllene Tider como Billy y Sommartider. Pero por otro lado no habría podido escribir la música que escribo hoy -exige otros conocimientos-.
En Septiembre Gessle lanzó la traducción al inglés de Småstadsprat, y ahora está de gira por Europa. Gessle dice que ha sido afortunado de poder trabajar con la música a tiempo completo toda su vida.
-Me encanta todas las partes del trabajo: escribir, grabar en el estudio y tocar en directo. Pero también intento cambiar y renovar el proyecto para no hacer lo mismo cada vez.

 

https://www.hbl.fi/artikel/det-vore-javligt-coolt-att-gora-roxette-med-countrystuk/

Entrevista a Per en Expressen

Per ha tenido el beneplácito de Marie Fredriksson.
Pero sin embargo Per Gessle está ante un difícil dilema ante el regreso de Roxette sin la estrella. ¿Cómo continúa un dúo que ha sido reducido a la mitad? ¿Es él una banda de covers ahora?
-No quiero que la gente venga a estos conciertos esperando que Marie esté allí, dice Gessle.
¿Sigue siendo Per Gessle Roxette si Marie Fredriksson ha dejado el dúo? ¿Puede llamarse siquiera Roxette? La pregunta ha llegado al pensamiento de Per Gessle desde que tomó la decisión de hacer una gira por Europa con Roxette. En realidad la idea empezó ya cuando Marie Fredriksson en 2016 notificó que a causa de las consecuencias del tumor cerebral ya no podía subir a un escenario ni grabar discos.
-no quería una nueva Marie porque somos nosotros los que hemos creado esto juntos. No quería sustituirla por otra persona, dice él.
-Pero Marie, incluso cuando terminó con las giras, siempre me ha animado a continuar, hacer otra cosa con esto. Soy yo el que se ha opuesto. Y nunca hubiese hecho esto si ella no estuviese de acuerdo, dice Gessle.
Nos encontramos en las oficinas de Live Nation en Östermalm, en Estocolmo. Sentado en la sala de conferencias recuerda los éxitos de Per Gessle. Esta es una estrella del pop preparado para entrevistas y sesiones de fotos.
Roxette ha vendido 60 millones de discos desde que empezó en 1986. Vendieron un millón y medio de entradas en la gira mundial con “Charm School” de dos años de duración y que terminó en 2012.
No significa que alemanes e ingleses ahora vayan a querer ver Roxette sin Marie Fredriksson, pero con una cantante desconocida que se llama Helena Josefsson. Y naturalmente lo sabe Per Gessle. Él apunta varias veces que tocarán nuevas versiones de hits de Roxette. Pero es la misma banda, una nueva banda o una banda de covers? El mismo Gessle piensa en sí hace covers de sus propias canciones.
-Al final una única cosa es lo que cuenta: ¿es bueno? Es un poco eso, dice Gessle.
-Todas estas bandas a lo largo de la historia que han cambiado el cantante, aunque nosotros no hemos hecho exactamente eso, Helena no se convierte en una nueva Marie, pero coge por ejemplo Fleetwood Mac que cambiaron la voz de Peter Green por Linsey Buckingham y Stevie Nicks… Sencillamente cambias el sonido. Eso es lo que voy a hacer yo también. Cuando toquemos “Queen of rain” y “Spending my time” sonaremos como otra banda, pero se reconocerán las canciones. Y eso se puede discutir. ¿Seremos una banda de covers entonces? ¿Eran Led Zeppelin una banda de covers porque tocaban viejas canciones de blues? La discusión no tiene final.
Poca gente en Suecia tienen más grandes conocimientos de la teórica del pop para saber qué puede ir mal que Per Gessle. Él tiene una vida de colecciones de discos y asistencia a conciertos de donde tomar respuesta.
-Todo depende de cómo lo haga, dice Per. Es como cuando escuchas Paul McCartney tocar canciones de Beatles sin Beatles. Funciona. O cuando John Fogerty hace canciones de Creedence sin Creedence.
-Después tienes bandas que realmente hacen lo que yo no hago, como Queen, que tienen un nuevo cantante y hacen las canciones de Queen de una manera clásica, pero con una nueva voz. Journey hacen justamente lo mismo, tiene un chico que casi suena como Steve Perry y venden grandes arenas en USA.
Si se pregunta a los periodistas extranjeros que esperan una gira de Roxette, la respuesta no es sencilla.
-Si se quita el 50% de un dúo, quizá se va un poco demasiado lejos, dice el redactor jefe de Mojo John Mulvey.
-Pero al mismo tiempo no sé si hay alguna solución a qué tanto por ciento funciona y qué tanto por ciento no funciona.
Philipp Krohn del Frankfurter Allgemeine, que escribe sobre economía y sobre música, toma Beach Boys como ejemplo de que no hay una respuesta clara de cómo va a ir para Per Gessle en Alemania.
-Brian Wilson, el cerebro detrás de Beach Boys, atrajo solo unos miles de fans cuando tocó “Pet Sounds” aquí, pero Beach Boys sin Brian Wilson atrae diez mil alemanes cuando tocan. Pero está claro que el interés por la gira es menor cuando el cantante no está, dice Krohn.
En los nuevos carteles de la gira pone Per Gessle’s Roxette. No Roxette. Incluso el nombre ha sido escogido de pensarlo mucho.
Per Gessle se interrumpe y empieza de nuevo varias veces antes de explicar el cambio de nombre:
-No quiero que venga mucha gente a estos conciertos esperando ver a Marie. En realidad es eso, dice él.
-Después estuve mirando muchísimos otros artistas y vi Roger Water’s Pink Floyd y Jeff Lynne’s ELO. Entonces pensé: “hay una razón de porqué lo han hecho así”, aunque en el caso de Pink Floyd seguramente son motivos jurídicos, pero también creo que es una señal de que esto es otra cosa.
Per hace una pausa antes de continuar.
-Pero es posible que pudiera haber sido Roxette including guitar playera o featuring Per Gessle.
Per Gessle ha escrito casi todas las canciones de Roxette. Aunque él habla mucho de “gestionar el patrimonio de Marie”.
-Os entrevisté ante el cambio de milenio y os pregunté cuál era la mejor canción del milenio y Marie dijo “Joyride”.
-jajajajaja ¿lo dijo?
-Tu le dijiste que no puede decir una canción propia, pero ella siguió firme en “Joyride”. Está claro que realmente a ella le encantan estas canciones.
– Si, y le gustan más y más cuanto más tiempo pasa. Estuvimos trabajando constantemente durante ocho años. Cuando miro atrás en los años 89, 92 y 94, es un único grande revoltijo de todo. Sé que estábamos en Capri grabando, pero no recuerdo qué canción. Yo escupí todas estas canciones porque estaba en un periodo de ocho años de adrenalina, pero Marie estaba todo el tiempo en contra de esto así que para ella era todo el tiempo: “oh no, una canción más no”. Pero después, cuando ha pasado el tiempo, cuando ha conseguido distancia con “Crash boom bang”, “Wish I could fly” y todas esas canciones, ha dicho que realmente le encantan y se nota cuando las canta, incluso en el estudio. Las coge y las hace suyas. Es una gran cantante, realmente lo es.
-¿Sentiste que Roxette había muerto cuando lo dejó Marie?
-No puedo decir que Roxette haya muerto, porque el clásico Roxette con Marie sigue vivo ya que se escuchan las canciones todo el tiempo, pero fue un final ya que ella dejó claro no salir más de gira. Dijo que ya no va a funcionar grabar más canciones, y yo también lo sentí con el último disco, “Good Karma”, que había una limitación en lo que ella podía cantar. Fue una elección que tomó ella. La voz ya no era la misma. No podían expresarse las canciones como ella hubiese deseado. Está claro que fue una pena. Joder…
-Al mismo tiempo, no fue una sorpresa porque la había visto los últimos años y el último año ella quiso estar sentada en el escenario. Vi que ella se volvió… El tiempo habló. Ella estuvo fantástica. No sé cuántos cientos de conciertos hicimos los últimos cinco años y fue gracias a su energía que se pudo hacer. Su médico dijo que nunca podría hacer eso, pero lo hizo… Al menos un tiempo.
-¿Cómo está ella ahora?
-Está bien, pienso. Está claramente tocada por su enfermedad pero ahí sigue.
-Es una mierda de enfermedad.
-Si, terrible.
Per Gessle cumple 60 años dentro de unos meses.
-¿Por qué no dedicarte a tu colección de arte, sentarte a contemplar el mar en Halmstad…?
-No, esto es lo más divertido que existe. Toco todos los días.
-Pero salir de gira, tomar el bus al aeropuerto y después al avión y un nuevo concierto cada día?
-Pero lo llevo en la sangre de alguna forma. Sigue habiendo algo de romanticismo en estar de gira.
El viaje por Europa puede describirse como una especie de honor.
-Cuando era joven, era tan miedoso, dice Gessle y se queda en silencio
-Es así, tan pronto tienes éxito, tienes miedo a fracasar. Y toda la gente a tu alrededor tiene miedo de que fracases. Todos en la discográfica tienen miedo de que el próximo single o el próximo álbum sea un fracaso, después temes que no vaya público a los conciertos. Así fue con Gyllene, después pasó lo mismo con Roxette, pero a un nivel internacional aún más alto. Eres constantemente extremadamente consciente que tienes que superarte todo el tiempo al mismo tiempo al mismo tiempo que tienes nuevos competidores. Pero cuando te haces más mayor, sencillamente puedes mirar atrás y estar agradecido por todos los fantásticos éxitos que has conseguido durante cuarenta años. ¿Cómo puedo dar la espalda a eso? Así que está claro que quiero salir a tocar esas canciones.

https://www.expressen.se/noje/beslutet-om-marie-som-satt-per-gessle-i-ravsax/

 

Reseña del disco “Small town talk” en Aftonbladet

“Small town talk” (3 de 5)
Podría dividirse la música de Per Gessle en dos géneros diferentes. Cuando canta en inglés y cuando canta en sueco. O aún más simplificado: Roxette y Gyllene Tider.
Roxette es lluvia golpeando en la ventana y Gyllene Tider es veranos románticos.
Lo que fascina cuando Gessle ahora traduce los dos álbumes de Nashville del año pasado, “En vacker dag” y “En vacker natt”, al inglés con ayuda de la letrista Sharon Vaughn, es lo rápido que cambia de forma la música. A pesar de ser las mismas canciones y la misma instrumentación. Como pasa la música, por decirlo de alguna forma, de “Kung av sand” a “Queen of rain”.
Una de las canciones más destacadas es la canción que da título al disco, “Small town talk”, con Nick Lowe en el papel de Lars Winnerbäck. El resultado suena como un muy buen taller entre dos profesores del pop. Puedo imaginar que la colaboración se coloca en una posición bastante alta cuando Gessle un día haga resumen de su carrera.
Como casi siempre cuando se traduce la música, se convierte en cierto estilo inevitable, especialmente si has escuchado las canciones originales. Pero el pop country es, independientemente del idioma, un traje digno con el que ir envejeciendo Gessle poco a poco.
La sensación es que él ha llegado a un punto en que él se ha liberado de la presión de escribir hits mundiales para pasarlo bien y seguir su corazón y su ritmo creativo de la colección de discos. La música de “Small town talk” es personal, retrospectivo y sutil. Recuerda al oscuro disco “Tourism” de 1992. Este otoño Gessle sale de gira por Europa en ausencia de Marie Fredriksson. En el repertorio habrá canciones de Roxette, pero también alguna de este disco. “The finest price” estaría al lado de “Cinnamon street”.
Mejor canción: “It came too fast”.

 

https://www.aftonbladet.se/nojesbladet/musik/a/karEMX/gessle-fran-kung-av-sand-till-queen-of-rain

Entrevista a Per en Aftonbladet

Per Gessle sobre Roxette sin Marie.
El poste cayó.
Per Gessle pensó dos cosas. Que podía salir de gira con las canciones de Roxette sin Marie Fredriksson. Y que sacaría sus canciones de Nashville en inglés. Pero él no podía escribir las letras.
-Las canciones son tan privadas. Intenté traducirlas al inglés pero no quedaban bien, dice Per. Así que pedí ayuda.
Sharon Vaughn se llama la chica que se movió entre Nashville y Estocolmo ayudando a Per Gessle con las letras. Ahora llega el álbum “Small town talk”, construido con canciones de “En vacker dag” y “En vacker natt”.
El verano de 2017 Per Gessle salió de gira por Suecia con una nueva banda que tocaba canciones de Gyllene Tider y Roxette. Con esos músicos vio un nuevo camino.
-Cuando Marie explicó que no podía continuar con Roxette, dijo al momento que pensaba que yo debía continuar con Roxette, pero yo en ese momento no quería, dice Per Gessle. Por el contrario, grabé música totalmente diferente en Nashville.
Había dos opciones.
-O no tocar nunca más canciones de Roxette, o hacerlas de otra forma, dice Per. No tengo ninguna intención en sustituir a Marie por otra chica. Quiero encontrar una nueva idea y forma. El poste cayó cuando escuché lo que esta banda puede hacer.
-A ti te gusta cantar con chicas. Hay muchas voces femeninas diferentes en este disco y dos están en la gira.
-Somos yo y Leonard Cohen.
-Si. A veces usas las voces más como instrumento, en particular Helena Josefsson.
-Si. Mi voz queda bien con voces femeninas luminosas. Pertenece a mi sonido ahora. Me encanta la manera de cantar de Helena y su voz. Muchas canciones las he escrito para que ella cante en ellas.
-¿Como escribías para Marie?
-Aunque entonces escribía para que Marie cantara la voz principal, aquí no hay nada en solitario. Cuando está Helena, es mágico. Hay pocas canciones en las que ella no esté.
-Hay canciones que sientas que no puedes hacer sin Marie Fredriksson?
-En el papel no es así, pero no sé cómo irá cuando empecemos los ensayos. Las canciones uptempo son las más difíciles para una banda como esta, como “Sleeping in my car”. Cuando ensayábamos la banda y empezamos a tocar “Ljudet av ett annat hjärta”, tenía que parar para reír. Sonaba como una banda de covers mala. Son los mejores músicos del mundo, pero el sonido de Gyllene Tider no tiene que ver con ellos.
-Así que escoges el setlist de la gira cuando ensayáis?
-He escogido 70 canciones de Roxette que quiero tocar, ahora he bajado a 30 y al final quedarán 26-27. Y un poco del nuevo “Small town talk”.

-La gira se llama “Per Gessle’s Roxette”.
-No quería que la gente fuese creyendo que Marie está allí. He pensado mucho en ello. Quiero que la gran estrella de la gira sea el catálogo de canciones. Un sello para el futuro. Quiero seguir tocando canciones de Roxette de alguna manera. No es algo de una sola vez.
-¿Hay ganas de ser de gira?
-Claro que si! Pienso que es romántico salir de gira. Tengo una profesión fantástica. Es grande tener canciones que significan mucho para la gente y sería idiota no disfrutar de ello. Intento tocar las canciones aquí y ahora y disfrutar de lo que hago significa algo para otra persona. Es algo fantástico.

-Hiciste la canción oficial del equipo de fútbol sueco para el mundial con Gyllene Tider y Linnea Henriksson.
– Fue muy divertido volver a encontrarme con la banda. Fue una pena que el equipo sueco no llegara un poco más. Fue Micke quien vino con la idea.
-¿Que vas a hacer el próximo verano? ¿Algún plan?
-No hemos decidido nada, pero hay muchas cosas en marcha. Me gustaría llevar esta gira de Roxette a Sudamérica ,Austalia y Nueva York. Ya veremos qué pasa.
-Orup cumple 60 años en noviembre y dará un concierto en el Globen el día de su cumpleaños. Tu también cumples 60 pronto.
-Me lo tomaré con mucha calma. Ningún concierto. Pero es una idea muy buena.

Cuando “Småstadsprat” se convirtió en “Small town talk” pensé “quien va a cantar la parte de Lasse Winnerbäck?” Nick Lowe estaba el primero en mi lista. Le envié un mail a través de su manager, explicando quién soy y lo mucho que ha significado él para mí, Brinsley Schwarz y todo lo que ha hecho él. Como un mail buscando trabajo, y le agregué la canción. Nick respondió al día siguiente que con mucho gusto quería colaborar. Le pregunté qué estudio de Londres, pero él quería venir a Estocolmo y le encantó la ciudad. Vino aquí un lunes, cenamos, bebimos demasiado vino en mi casa y contamos historias de giras. Al día siguiente grabamos su canción en 20 minutos y después comimos antes de volver él a Londres. Mantenemos el contacto. Es un hombre muy agradable.

 

https://www.aftonbladet.se/nojesbladet/a/bKvKA5/per-gessle-om-roxette-utan-marie