Entrevista a Per en Expressen

Después de un tiempo lleno de pena y decepciones, y después de 37 años en el negocio del rock, Per Gessle lo celebra con “el último viaje” el próximo año.
Un nuevo álbum en sueco y una gran gira de verano, en la que tocará canciones de los años con Gyllene Tider, Roxette y su carrera en solitario.
-pensé “hurra! Hay un nuevo ángulo en mi vida”.
El próximo año hará 10 años desde el último álbum en solitario en sueco, “En händig man”. En Abril llega la continuación, lo nuevo grabado en Nashville con músicos locales y lo que Gessle llama su “banda de hierro”, Clarence Öfwerman, Christoffer Lundquist y Anders Herrlin.
-No es un disco de country, pero tiene un toque de Nashville. Es un disco muy bonito, muy basado en las letras. Se podría decir que está basado en las letras.


La decisión de grabar nueva música nació después de la decepción a causa de los problemas de salud de Marie Fredriksson que obligó a Roxette a cancelar su gira mundial de este año. Para siempre.
-Sentí que quería hacer algo totalmente diferente entonces, la pasada primavera. Revisé mi viejo montoncito donde tenía material. Debe haber 50 canciones de todos estos años. Y al final sentí que tenía un disco entero. Al mismo tiempo sentí que podría ser divertido hacer una gira. He estado de gira los últimos siete años, así que parece que estoy todo el tiempo en una especie de situación de gira…
La idea de tocar canciones de toda la carrera se formó durante el planteamiento del álbum en solitario que está aún sin título.
-Estoy en una posición bastante única, ya que tengo tres carreras de mucho éxito. Realmente nunca he sacado provecho de ello, o lo he presentado como he pensado hacerlo ahora de una vez por todas. De alguna manera no salgo de gira para promocionar el nuevo disco, aunque está claro que tocaré canciones de él. Es mi último viaje de ego. Puedo tocar mis clásicos, si se puede decir así, canciones para un gran público.
Ullevi no está en los planes de gira, el arena parece reclamado para siempre por Håkan?
-En absoluto. Tocamos en Ullevi con Gyllene Tider en 2013, pero no quiero estar allí con esta gira. Aunque no tengo nada en contra en tocar en Ullevi si vendiese tantas entradas que tuviésemos que trasladarnos allí. Pero estoy muy contento con esto.
-Kent están dando su última gira, es una idea que te atrae, hacer una despedida definitiva?
-Entiendo cómo piensan ellos, pero no creo que nunca me vaya a ocurrir a mi. Siempre voy a escribir canciones y voy a tocar mientras pueda. Si toco en el Scala Teatern, donde vi el otro día a John Holm, o en el Ullevi no es tan importante. Realmente es el mismo trabajo para mí.
-Es lo mismo con Roxette, el otoño pasado agotamos las entradas en el 02 de Londres y fue fantástico pero si hubiésemos tocado en el Hammersmith hubiese estado igual de contento.
-Pero ahora se ha terminado Roxette?
-No hemos dejado Roxette. Hay bastante material inédito, pero no puedo imaginarme que Marie quiera o pueda volver a salir de gira.
-Cuantas veces has dicho que no al programa “Så mycket bättre?
-Cuantas ediciones ha habido?
-Siete,no?
-Entonces he dicho que no siete veces. Siempre he dicho medio en broma medio en serio que no quiero ser más famoso de lo que ya soy. Así es en “Så mycket bättre”. Y es tan privado, y yo no soy ese tipo de artista. Raramente hablo contigo, pero ahora lo hago porque tenemos algo de lo que hablar. Pero no voy a estrenos o a los premios Polar. No es lo mío… Soy un poco Bob Dylan.
-A propósito de viejos héroes, han desaparecido muchos este año.
-Ha sido un año muy duro. Es una señal de nos hacemos viejos. Prince tenía mi edad así que era un poco demasiado joven para morir. Cohen era más mayor… Pero cuando supe que había muerto Bowie, quedé en shock. Fue como si hubiese muerto un miembro de la familia. No he estado súper entusiasta con todos sus últimos discos, pero sin embargo él ha significado muchísimo para mí.
-Tres miembros de mi familia han muerto los últimos tres años: mi madre, mi hermana y mi hermano… Uno se hace mayor y ocurren cosas a tu alrededor. Y que puedes hacer? Es lo que hay. Es duro.
-Suena mezquino.
-Si, pero es así. Es lo mismo con Marie, cuando enfermó: de repente ya no iba todo sobre ruedas, como crees cuando tienes 25 años, o 35 en mi caso. Te vuelves un poco humilde ante la vida. Quizá viene con la edad.
-No hay que dar nada por sentado?
– Si. Y nunca puedes dar por sentado el éxito. Especialmente en estos tiempos… “Nunca serás más grande que tu último hit” es más relevante que nunca. Al mismo tiempo te encuentras con una resistencia cuando te haces mayor, porque no sacas tu música de la misma forma. Es muy difícil que conseguir que la radio ponga nueva música si no estás en “Ídolo” o “Så mycket bättre”.
-Si…
-Cuando te haces mayor nunca sabes si tu público te va a seguir. Sencillamente no sabes nada. Es la realidad.

Link artículo original

Deja un comentario