Artículo en Expressen sobre la nueva biografía de Gyllene Tider

Gessle creó su propio universo.

“Gyllene Tider – en roadmovie biografi” está escrito por el escritor y periodista Jan-Owe Wickström, con fotos de Anders Roos. Wickström, nacido en Halmstad, que ha conocido a la banda desde los 70, ha escrito anteriormente un libro sobre la banda y habitualmente trabaja en el Hallandsposten. Gyllene Tider se formaron en 1977 como Grape Rock por Per Gessle y Mats “MP” Persson.

El libro ya está a la venta y tiene 240 páginas.

Casi 80 millones de discos vendidos. Si ponemos en fila todos los discos que Per ha vendido
con Roxette, GT y diferentes proyectos en solitario, llegarían de norte a sur de Suecia. Es un pensamiento casi irreal.
Desde los primeros ingresosde Stim, 117 coronas, en 1977, Per se ha convertido en multimillonario
y su gran interés por la música, y la colección de 100 discos antes de cumplir los 10 años, es ahora un imperio con varias compañías y los derechos, en principio, de todas sus canciones.
Per está casado con Åsa desde hace 20 años y es padre de Gabriel, 16 años. Él es copropietario del Hotel Tylösand, tiene una propia etiqueta de vinos, “The Per Gessle Selection”, tiene una casa junto al mar en las afueras de Halmstad, tiene un dúplex exclusivo en Östermalm, en Estocolmo, con vistas a Djurgården y el castillo, una colección de arte impresionante y un parque de coches que contiene algunos Ferraris y la joya de la corona, un Rolls-Royce Phantom plateado. Per es el típico “haztelo tu mismo” que empezó desde cero y solo ha subido y subido y subido.
Pero el éxito tiene un precio. Él raramente está libre. O nunca, como dicen algunos. Porque él casi siempre está sentado con una guitarra o escribiendo una letra. O envía sms, twittea y está en el facebook, ya que él mismo se encarga de sus páginas en solitario, las de Roxette y las de Gyllene Tider en la red. Pero para Per no es ningún problema. Él nunca piensa que es duro, esta es su vida. No se cansa de estar de gira o tocar. Al contrario, recibe energía y la quema.
En el piso de Estocolmo la familia ha tenido un cuadro, una copia de una obra del pintor Jean-Baptiste Monnoyer, el arte del cual se caracteriza porque su hijo casi siempre está en alguna esquina. Así es Per, tiene que tener puesto el dedo en todas partes, puede pensar Åsa con una sonrisa. Quiere controlarlo todo, independientemente de que lo necesite o no.
Per y Åsa se conocieron en 1984, en un momento en que Per no sabía que iba a hacer con su vida. El futuro de GT era incierto, y la carrera en solitario de Per era todo menos seguro. Pero para Åsa significó que cuando pasó el momento de más histeria de GT, tuvo tiempo de crecer en la nueva vida antes de que el despegue de Roxette cambiase todo 5 años más tarde. Aún hoy le es difícil asimilarlo todo. Puede ser una cena con BMI, donde Roxette recibirán un premio porque alguna de sus canciones se ha escuchado en la radio americana 3 o 4 millones de veces, allí es donde ella entiende realmente el alcance de todo.

Åsa sigue quedando fascinada sobretodo siguiendo la creación de Per. Pueden estar sentados viendo una película cuando una frase o alguna otra cosa da una idea. De repente Per está en su propio mundo. Åsa suele llamarlo “el parto de Per” y es una situación que puede durar unas horas, pero también días. Entonces Per apenas está comunicativo, pero después vuelve y está satisfecho y contento. Entonces sabe Åsa que al menos se ha convertido en una nueva canción. A veces varias. En su anterior piso en Torsgatan, en Halmstad, ella nunca podía evitar escuchar cuando Per trabajaba alguna idea al piano o la guitarra y hoy en día ella lo puede echar de menos ya que él siempre se mete en el estudio.
Per-Håkan Gessle nació el 12 de enero de 1959. Su padre Kurt, que en realidad se llamaba Johansson pero se cambió a Gessle, era fontanero con empresa propia y su madre Elisabeth daba clases de pintura en porcelana y pintaba cuadros. En la familia también estaban los hermanos Gunilla y Bengt.
Pronto la música se convirtió en parte importante de la vida de Per. En cierta competencia con todos los coches Corgi y Dinky Toys, barbies a las que les hacía sus propios peinados y posters de fórmula 1 con Jackie Stewart y Ronnie Peterson, él devoraba todo lo que escuchaba su hermano mayor Bengt. Al menos hasta el día en que Bengt llegó a casa con “Birds of fire” de Mahavishnu Orchestra. Entonces empezó Per a construir su propia colección de discos, con “The Kink Kontroversy” como primer disco. Se lo compró a su hermano.
En la escuela, donde el inglés y dibujo eran las asignaturas que le iban mejor, él iba por su cuenta y era señalado como un solitario. Ya a los 8 años, leía la revista inglesa Melody Maker y antes de cumplir la edad de 2 cifras, ya tenía una colección de discos de 3 cifras, que aún aumentó más cuando escogió comprarse un equipo de música antes que una moto. Y le encantaban las listas. Las listas, pero incluso tablas de fútbol, handboll y hockey, que las escribía y las encuadernaba.
Cuando Per tenía 13 años, ya había pasado su período de peor timidez y empezó a estar más seguro de si mismo. Pero su primera canción propia, “Symbol of the autumn”, se demoraría 2 años. Sin embargo no fue esa, sino “En av dom där” la que su padre escuchó primero. Sin embargo quedó poco impresionado y dudaba fuertemente sobre el futuro de su hijo como músico. Kurt había enfermado de cáncer el año anterior y nunca pudo vivir los éxitos de Per. El 28 de mayo de 1978 Mats Olsson del Expressen escribió un artículo bajo el titular “Rock sueco contra Gyllene Tider”?. El padre de Per había muerto apenas 24 horas antes.
Halmstad se ha convertido con los años en un lugar donde Per puede relajarse. Es allí, en la casa detrás de los muros junto al mar, que la familia puede cargar pilas entre las giras y es allí donde Per puede encontrar ese sentimiento de “gå och fiska”, un minuto de silencio.
Durante la larga gira mundial con Roxette, él dedicó casi más tiempo en Halmstad que en Estocolmo, y aún será más así ya que Gabriel estudiará informática en el instituto de Halmstad. “Él es tan empollón de los ordenadores como yo lo era de Beatles, David Bowie y todo el resto de música pop cuando yo tenía su misma edad”, suele pensar Per. Pero él nunca intentará dirigir a Gabbe hacia algún interés especial. Hay que escuchar a tu propia voz, a tu propio estómago. Lo peor que se puede hacer como padre es decir lo que debe y no debe hacer el niño y frenar sus ambiciones, piensa Per, por experiencia de cuando su padre una vez dudó de sus propios sueños como músico.
Sin embargo Gabriel ha escogido tocar la batería y la guitarra y sobretodo programar música house. Y también ha empezado a escribir sus propias canciones.
Pero, al igual que Per, es crítico en su escucha.
“Papá, ¡escucha esto! ¿Esto no se puede cantar no?, puede preguntar él a Per.
“No, está hecho en el ordenador”, explica su padre.
Entonces no hay nada que hacer si no tiene suficiente buena calidad a los oídos de Gabriel. Pone contento a Per que incluso el hijo quiere entrar en la música, no ideando, aunque naturalmente también escucha Avicii y otro pop moderno. Quizás es por eso que bandas como First Aid Kid son tan populares incluso entre los más jóvenes, porque se siente como algo auténtico y al estilo antiguo, piensa Per.
Durante mucho tiempo, tener niños no era especialmente importante para Per, que podía irritarse cuando los amigos tenían hijos que afectaban al trabajo, los viajes, los planes. Pero cuando él mismo se convirtió en padre, se dio cuenta del valor y de lo que se hubiese perdido. Pero nunca habría pasado si no hubiese estado Åsa. Siempre ha sido ella la que se ha encargado de lo práctico, despertar al niño, llevarlo a la escuela, ir a recogerlo a la escuela, ir a las reuniones de padres. Åsa ha llevado a Gabbe a la escuela cada día que ha podido hasta 9º. Era importante, sobretodo para Gabbe, que necesitaba confirmación y atención cuando toda la atención caía sobre papá.
Cuando es posible, Gabriel va a las giras por el mundo, y durante las seis semanas en Australia tuvo a un profesor para no atrasarse en la escuela. Aunque él no se deja impresionar fácilmente. Mientras Per en su trabajo de verano en el teatro de Halmstad pensaba que era “wow! Grandioso simplemente entrar en el backstage”, Gabriel casi ha crecido en el backstage y está acostumbrado a todos los viajes, los fans y personal de seguridad. Pero a pesar de tener una vida diferente, él no tiene ninguna percepción distorsionada de la realidad, tanto Per como Åsa han tenido mucho cuidado en asegurarse de ello.
Mientras gente de su entorno, amigos y colegas, se han divorciado, Per y Åsa siguen juntos, a pesar de una situación complicada, en constante movimiento, en constante búsqueda de nuevas metas. El secreto, dice Åsa, es nunca estancarse sino querer evolucionar constantemente, tanto como persona como en la relación. Por suerte, también tienen una buena relación de trabajo, donde los dos son creativos, Per con su música, Åsa con su decoración de interiores.
Vivir en una relación con un artista sin estar involucrado es imposible. De esa manera es imposible entender las exigencias que comportan este mundo. En las giras largas es casi impensable la fiesta. Solo es dormir, trasladarse y cuidar la salud.
Åsa ya lo vio desde el principio, cuando en 1989 dejó su trabajo en una agencia de viajes, para tener una tarea, cumplir una función alrededor de Per y no solo acompañando, primero como novia y desde 1993 como esposa. Encargarse de todo lo práctico alrededor de los viajes se ha convertido en algo natural para ella, pero también ha conseguido otra tarea, grabar en video. Miles de horas de experiencias por todo el mundo. Los artistas están tan concentrados en su trabajo que casi nunca recuerdan lo que pasa a su alrededor. Ahora pueden revivirlo después.
Desde hace unos años, Åsa también tiene una carrera propia como diseñadora. Es un interés que se ha intensificado desde que en 1996 Per compró junto con Björn Nordstrand el Hotel Tylösand. En 2007, después de haber decorado un piso en la Feria de la vivienda de Halmstad, recibió una oferta de la empresa de lámparas By Rydén de hacer una série propia. Primero respondió que no, pero en relación con la marca de la paz, que cumplía 50 años, tuvo una idea para una série que se vendió en Mio. Hoy en día, Åsa diseña lámparas y sábanas y ha estado siguiendo la fabricación en las fábricas de China. Asimismo las giras han conseguido una nueva dimensión para Åsa ya que en los viajes consigue inspiración para nueva decoración.
Per ha creado su propio universo en el que sabe cómo lo quiere. Y él nunca podría trabajar con personas como él, es consciente de ello.
Desde el otoño de 2011 Per se encarga de las propias páginas en Facebook y Twitter de Gyllene Tider, Roxette y de él en solitario. Si no hiciese él, lo haría otro, probablemente con menos dedicación, y ya que siempre quiere tener el control, prefiere llevarlo él mismo, piensa Per. Y el resultado no se dejó esperar. Al poco tiempo aumentó la página de facebook de Roxette de 100,000 a 800,000 seguidores.
Las estrellas del pop de los 70 y los 80, como su ídolo David Bowie, apenas saben sobre ello. Ellos son místicos, casi como figuras en serie. Pero hoy en día, hay que estar más accesible como artista y Per ve tanto Facebook como Twitter como posibilidades de estar en contacto y acercarse más a los que están interesados en lo que él hace. Él suele usar los medios para sacar información sobre discos, canciones y giras e incluso recomienda artículos y buena música. En cambio nunca usa sus páginas privadas de Facebook y Twitter.
Pronto hará 30 años que Per y Åsa están juntos. Y Per ha tenido también largas relaciones en la vida de los negocios. Con Gyllene Tider y Roxette, con Live Nation, con Desert AB y con Marie Dimberg. Está en su naturaleza el ser constante. El tiempo forma a las personas y en una relación se forman juntos, a través de crisis y éxitos, creces, algo que no puede comprarse con dinero.
Pero Per no se ve a si mismo como una persona segura. Muchas colaboraciones han cesado, ya que simplemente no funcionó. O lidiaban unos con otros, trabajaban juntos intensivamente y llegaban a tan buenos resultados que la curiosidad y el amor por el objetivo común ya no existían.
Per tiene una enorme exigencia en él mismo y en su entorno. Él no tiene nada en contra de la falta de capacidad simultánea. Es a conciencia. Él da a sus colaboradores el suministro para que ellos sean tan efectivos como sea posible y no quede confuso. Mientras él tiene diferentes proyectos en marcha al mismo tiempo. Durante la última gira de Roxette, él escribió y planeó para la gira “Dags att tänka på refrängen” de GT y durante la gira de GT en verano, se estuvo preparando para el nuevo proyecto del otoño. La agenda de Per está casi siempre llena. Si hay algún hueco, se estresa. Y tiene suficiente por hacer: la música, el hotel, el arte, los coches… Y sobretodo los vinos. Lo que empezó con el vino de la casa para el Hotel Tylösand, ahora ha crecido y está incluso en el Systembolaget.
Todo el tiempo debe usarse y todo debe encontrase siempre en casa. Es una vida a alta velocidad y es la vida a la que se ha acostumbrado Åsa. Claro que a veces ella desea que Per se relaje, apague el interruptor y quizás deje a otro encargarse al menos de los medios sociales. Pero ella también sabe que nadie es tan bueno en promocionar a Per Gessle como Per Gessle. Y él es un apasionado de ello. Aún.

http://www.expressen.se/kvp/noje/sa-skapade-gessle-sitt-eget-universum/

Deja un comentario