Nuevo artículo en Expressen sobre la biografía de Marie

Marie Fredriksson explica en la nueva autobiografía “Kärleken till livet” (“Amor por la vida”) sobre los conflictos con Per Gessle y el equipo de Roxette.
En el libro escribe la estrella sueca sobre como se sentía fuera y “rechazada” durante las grabaciones de la banda. “Eran los hombres quienes decidían, a nadie le importaba lo que yo pensaba”, escribe ella.
En la nueva biografía Marie abre la puerta a la vida rutinaria de una de las bandas suecas de más éxito de todos los tiempos, Roxette. La banda, que este último año ha estado de gira por todo el mundo para celebrar sus 30 años, se formó en 1986 y ha tenido varias pausas a lo largo de los años para proyectos en solitario entre otras cosas.

Pero cuando en 2002 Marie Fredriksson y Per Gessle decidieron tomarse un tiempo, fue el resultado de un periodo de varios años en que Marie se sentía fuera y “rechazada”.
Empezó cuando el dúo iba a grabar su séptimo álbum “Have a nice day”, que fue editado en 1999, explica ella en la autobiografía escrita por Helena von Zweigbergk, y el grupo empezó a trabajar con un nuevo productor:
“Terminé bajo el pulgar de él. Era demasiado arbitrario y fuerte, y sólo se comunicaba con Per y Clarence. Al final me hacía llorar”, explica Marie en el libro y describe como se descomponía constantemente diciéndole todo el tiempo que hiciera la canción de nuevo en las grabaciones y que pasó de haber sentido seguridad y alegría al cantar a perder la confianza en sí misma.
Per y Clarence Öfwerman no notaron lo que ocurría, pero Marie describe como empezó a perder la ilusión por lo que hacia.
En 2001, cuando el grupo grabó “Room service”, ella incluso hizo esperar al taxi fuera del estudio mientras puso la voz a la canción “Milk and toast and honey” ya que quería estar presente tan poco como fuera posible.
Marie Fredriksson también describe en “Kärleken till livet” como durante este periodo estaba cansada de todo. Como en sus diarios escribía sobre conciertos malos y se preguntaba hasta cuando podría aguantar.
“Parecía como si hubiésemos tocado fondo. Quizá es que el tumor cerebral ya estaba rondando. No me apetecía nada que tuviese que ver con Roxette”, escribe Marie, que en 2002 le diagnosticaron un tumor cerebral.
Por ello Marie convocó una reunión en que ella y Per decidieron tomarse una pausa. Per también parecía aliviado, explica Marie, y decidieron hacer el belga Night of the Proms como una especie de final. Sin embargo el día antes de la rueda de prensa fue detectado el tumor cerebral de Marie y se canceló todo.
Así que el grupo regresó al escenario en 2009 durante la versión de ese año de la gira Night of the Proms.
Marie Fredriksson no tiene más comentarios a su autobiografía. La manager de Roxette, Marie Dimberg, comenta que Per Gessle no tiene comentarios sobre el libro de Marie.

http://www.expressen.se/noje/marie-ingen-brydde-sig-om-vad-jag-tyckte/

Deja un comentario