Entrevista a Per en la revista sueca Mariestadstidningen

Töreboda. Ahora Per Gessle puede desenterrar todas sus canciones.

El 14 de julio uno de los letristas y artistas más conocidos de Suecia estará en el escenario de la plaza de Töreboda. Per Gessle espera que sea un concierto genial, ha profundizado en su catálogo de canciones.

 –Parece que puede ser un concierto veraniego. ¿Cómo ves “En vacker kväll?

-Es la primera vez que voy de gira y puedo hurgar en todo mi catálogo de canciones, de Gyllene Tider, Roxette y de mis discos en solitario.  Parece formidable. He sido creativo a lo largo de los años, no entiendo exactamente como ha sido. Hay muchísimo material para escoger, tanto grandes hits como canciones más o menos olvidadas. Llevo una banda parcialmente nueva, que incluye, entre otros violín y pedal steel, lo cual hace que, si lo deseo, puedo crear un sonido parcialmente nuevo en las canciones. Creo que nunca he estado tan “enganchado” en los ensayos como este año.  Increíblemente genial. Espero que el resultado de todo esto sea un concierto brutal que encaje con toda la gente que le gusta mi música.

-Töreboda está junto al canal Göta, así que te tengo preguntar ¿tienes alguna relación con la cinta azul de Suecia?

– No, soy como la mayoría de músicos que van de gira. Viajo y viajo pero pero no tengo ni idea de dónde estamos. Es triste pero es la verdad.

-¿En qué se diferencia el artista en solitario Per Gessle de la estrella de rock Per Gessle?

– En realidad en nada. He tenido la posibilidad de escribir música y hacer discos a través de tres caminos totalmente diferentes; Roxette, Gyllene Tider y en solitario. Es más para expresarme de maneras diferentes. Músicos diferentes, idioma diferente, temperamento diferente. Pero todo viene de la misma fuente.

-¿Parece que haces realidad sueño tras sueño o como llevas todos tus grandes éxitos?

– El otro día cené con Marie y estuvimos hablando entre otras cosas de nuestros sueños con Roxette en los comienzos. Era poder dar un concierto en Copenhague o en algún club de Holanda. Nunca nos atrevimos a soñar en algo más grande. Quizá complejo de ciudad pequeña? Así que todo lo que ha ocurrido a lo largo de todos estos años, sobretodo con Roxette, ha sido totalmente inesperado. Hemos intentado subirnos al carrusel tanto como hemos podido. Hoy en día arrastras contigo una caja llena de experiencia pero también modestia ante todo lo que hemos conseguido. El tipo de éxito que nosotros/yo hemos conseguido es poco frecuente y no es algo que puedas crearlo tú solo. Yo he hecho de mi parte pero he tenido  suerte y he estado en el momento correcto en el sitio correcto.

– ¿Cómo lo haces cuando escribes una canción? ¿Te viene simplemente  la letra o vas jugando con las palabras?

-Casi escribo solamente cuando tengo un proyecto entre manos. Raramente quedan canciones en el cajón. Si no me parecen bien desde el principio, no las termino. Intento trabajar rápido porque no tengo paciencia. Escribir es un proceso duro y complicado. En realidad no me gusta. Aunque al mismo tiempo me encanta. Es necesario para mi.

-Hacia tiempo que no hacías una gira en Suecia. ¿Qué es lo más divertido y lo más duro de estar de gira?

-tocar delante del público es lo mejor. Y encontrarte con la banda y el crew. Todos los que están en la gira están seleccionados meticulosamente y gente maravillosa con la que trabajar. Lo aburrido es todos los viajes y las esperas.

-¿Algo que siempre está en el camerino de Per Gessle?

-Jengibre fresco, miel y agua caliente. Importante para la voz.

-¿Qué músicos te traerás a Töreboda?

-Un equipo de sueño. Helena Josefsson, voces, Malin-my wall, violín, Clarence Öfwerman, teclados, Christoffer Lundquist, guitarra, Andreas Dahlbäck, batería, Ola Gustafsson, pedal steel, Magnus Börgeson, bajo.

-¿Puedes desvelar algo o un par de hits que el público tiene garantizado escuchar en el concierto?

-No, puedes adivinarlo.

-Algún proyecto a la vista o vives en el día a día?

-Siempre tengo cosas en marcha. Pero no se quiere desvelar lo que trae papá Noel, no?

Per Gessle:

Per Gessle siempre ha tenido un gran interés por la música y antes de cumplir los Díez años ya tenía 100 discos en su colección. Ya con siete años escribió su primera canción, “Symbol of the Autumn” pero se hizo musicalmente activo en la adolescencia. En 1977 formó el dúo Grape Rock junto con Mats MP Persson. El dúo se amplió al año siguiente al grupo pop que rápidamente se convirtió en la banda más popular de Suecia. Roxette consiguió su éxito internacional a principios de 1989, con la canción “The Look”. Durante los 90, el grupo llevó a cabo dos giras mundiales. Muchas canciones del grupo se convirtieron en grandes éxitos en todo el mundo y cuatro de ellas fueron número uno en el Billboard, la lista más importante de USA. A parte de estos grupos, Per Gessle también tiene una carrera en solitario.

http://mariestadstidningen.se/toreboda/2017/06/07/hoppas-det-blir-en-grym-konsert

Deja un comentario