Crónica en el Aftonbladet del concierto de Per en Helsingborg

Helsingborg (4 de 5)

Público: 8.385

Duración: 105 minutos

Lo mejor: “Ljudet av ett annat hjärta” y “Varmt igen”

Lo peor: el juego de palabras “he escrito canciones durante 40 años, lo cual es un poco extraño ya que solo tengo 33 años.”

Así de bien fue el comienzo de gira de Per Gessle en Helsingborg.

Los que habían esperado una noche de verano llena de hits, Per Gessle dio lo que deseaban. Pero son los pequeños refinamientos y la banda brillante lo que hace realmente el show.

Per Gessle describió esta gira como “un selfie musical”. Con el show “En vacker kväll” la idea es por primera vez ir de gira en verano tocando canciones tanto de su carrera en solitario como de Gyllene Tider y Roxette. Ahora que Roxette ya no es una banda de giras, el rey del pop de Halland siente que puede hacerlo.

Que habría muchos hits podía preverse de antemano y quedó confirmado en la premier “secreta” en Tylösand la semana pasada. Pero cuando realmente empieza la gira, en un parque de Skåne con una agradable temperatura, es una actuación completamente diferente.

El concepto de salir de gira y tocar viejas canciones conocidas una vez más es emocionante, pero cuando Per saca la pólvora más explosiva de su catálogo plagado de éxito, es difícil defenderse. Además él lo hace de manera inteligente, e introduce pequeños detalles por sorpresa, como algunas frases de la vieja canción de Anne-Lie Rydé “Segla på ett moln” escrita por Gessle o la balada de Gyllene Tider “Honung och gula” nunca antes tocada en directo. Sobretodo deja que la banda de siete músicos talentosos tomen protagonismo y le den vueltas de manera divertida a las canciones conocidas. A menudo algunas canciones llegan libres en forma de garaje power pop y cuando Per y Christoffer Lundquist añaden a la tercera guitarra a un as como Ola Gustafsson, cruje todo.

Las canciones más lentas, como “It must have been love” o “Varmt  igen”, reciben un toque generoso de Nashville del álbum “En vacker natt”, sobretodo gracias a una nueva incorporación en la banda de Gessle, la violinista Malin-My wall.

además la estrella del pop comparte protagonismo con su fiel compañera en las canciones Helena Josefsson, que con su voz luminosa da un nuevo toque a los versos de Roxette de Marie Fredriksson y las estrofas de Lars Winnerbäck en “Småstadsprat”.

Además ella a veces roba el show, como en “Första pris”, con su energía contagiosa. Ciertamente a veces se encuentra una sensación de  rutinario, sobretodo en canciones de Gyllene Tider como “Gå & fiska” y “Sommartider”, pero en general se trata de un concierto entretenido.

puntuación canción a canción:

“Min plats” ( 3 de 5)

Comienzo suave folk con violín y melancolía del nuevo disco.

“På promenad genom stan” (3 de 5)

El himno romántico de Halmstad pone en marcha al público.

“Vilket håll du än går” (3 de 5)

Otra vieja perla de Mazarin

“Juni, juli, augusti” (4 de 5)

Gessle: “que decís de un poco de Gyllene Tider? Veamos si recordáis esta?” El público la recuerda. Júbilo resonante y powerpop brillando a tres guitarras.

“Det hjärta son brinner” (4 de 5)

eterna favorita de Gyllene Tider, aquí en una versión un poco boogie.

“Första pris” (4de 5)

Helena Josefsson abre de una forma bonita con algunas estrofas de la vieja “Segla på ett moln” antes de saltar al momento más pop del nuevo álbum. Malin-My wall lo hace excelente al violín.

“Tittar på dej när du dansar” (3 de 5)

Alarma hilarante con mandolina.

“It must have been love” (4 de 5)

Versión acústica con Josefsson en el papel de Marie Fredriksson y Christoffer Lundquist con la guitarra steel. Bonito.

“Honung och guld” (4 de 5)

Balada del álbum “Puls” de Gyllene Tider nunca antes tocada en directo. Extraordinaria con violín y pedal steel.

“Här kommer alla känslorna (på en och samma gång)”/”Flickan i en Cole Porter sång” (4 de 5)

Aquí también un poco de animación. Después lo cortan con otra canción del “Puls”.

“Kung av sand” (4 de 5)

Agridulce Gyllene Tider de los 90 con la masa agitando las manos.

“Ljudet av ett annat hjärta” (4 de 5)

Xoc pop con uno de los mejores riffs de órgano de la historia de la música sueca. Una fiesta.

“Spegelboll” (4 de 5)

Gessle sube la fiesta con un poco de disco a lo Blondie. Funciona genial.

“Gå och fiska” (3 de 5)

Feliz rock vacacional. El público canta casi toda la canción.

“The look” (4 de 5)

Lundquist abre con la versión metal del intro de “När vi två blir en” antes que estalle el gran hit esparciendo la alegría por el parque.

Bises:

“Varmt igen” (4 de 5)

Casi un intro de Pink Floyd cuando aparece un Gessle vestido de blanco y hace un dúo lleno de fuerza con Joseffson

“Tycker om när di tar på mig” (4 de 5)

Incluso esta balada va bien con ropa tradicional.

“Dressed for success” (3 de 5)

Se toca sola.

“Joyride” (4 de 5)

Tono psicodélico con guitarra a lo T-Rex.

Bises 2:

“Sommartider” (3 de 5)

Climax final. Canción poco brillante pero que hace el trabajo.

“Småstadsprat (3 de 5)

El rey del pop nos manda a casa con una nana de la pasada primavera. Helena Josefsson lo colorea bonito en las estofas de Lars Winnerbäck.

 

http://www.aftonbladet.se/nojesbladet/musik/a/JaLg4/sa-bra-var-per-gessles-turnepremiar-i-helsingborg

Deja un comentario