Entrevista a Per en la revista sueca Gate Report

Un bonito día con Per Gessle.

Más hits de los que se pueden contar, más de 1000 canciones registradas en STIM y uno de nuestros artistas de más éxito tanto en Suecia como internacionalmente. Per Gessle ha logrado más de lo que jamás se ha atrevido a soñar. Ahora está de actualidad con nuevo disco, gira de verano y un nuevo disco en septiembre. Gate Report ha charlado con el músico en su hotel en Tylösand sobre la importancia de las letras y si sigue siendo igual de divertido.

Los que éramos jóvenes a principios de los 80 nunca olvidaremos la banda de chicos que cantaba la canción pegadiza con la letra un poco desafiante sobre las presentadoras de TV. O todos los otros grandes hits que han tenido Gyllene Tider a lo largo de los años. La banda empezó en 1977 como Grape Rock, más tarde cambió el nombre a Gyllene Tider y pronto se convirtieron en una de las bandas pop más populares de Suecia.

-Habíamos dado 6 conciertos delante del público cuando fuimos número uno en la lista de ventas. Fue algo muy grande. Pasamos de la pequeña Harplinge a Estocolmo muy rápido, explica Per Gessle.

-¿Cómo se lleva un éxito tan grande cuando se es tan joven?

-todos en la banda veníamos de hogares bastante estables, así que en el fondo probablemente teníamos seguridad. Sencillamente no dimos mala fama, todo el tiempo mantuvimos una base en Halmstad.

Él empezó a dedicarse a la música a una edad temprana y el éxito llegó tan rápido que nunca ha pensado realmente en dedicarse a otra cosa.

-Me metí en esto ya que estar en una banda era lo más divertido que conocía. En una especie de entusiasmo juvenil que solo tienes una vez en la vida se sentía como algo natural saltarse la escuela. Las notas bajaron porque nunca iba a clase. Pero no me afectaba.

El interés por la música nació del espíritu que había por aquel entonces y a través de su hermano Bengt, siete años mayor que él, que escuchaba música de los 60. No puede recordar algún ejemplo en concreto de ese tiempo.

-En ese momento gustaban todas las bandas pop que llevaban flequillo largo, dice él riendo. Y está claro que yo escuchaba David Bowie, Blondie, Tom Petty y toda la ola powerpop que había a finales de los 70.

Per Gessle recuerda una de sus grandes experiencias en la música: “Dizzy miss lizzy” de The Beatles, que estaba en la cara b del single Yesterday.

-A todo el mundo le gustaba Yesterday, pero a mi no. Me encantaba el sonido de la guitarra en “Dizzy Miss Lizzy”, aún me encanta. Hay una especie de magnetismo en ciertas partes de algunas canciones que puedo recuperar y escuchar una y otra vez, las veces que haga falta, explica él.

Quedamos con Per Gessle un día soleado y ventoso en el Hotel Tylösand, a unos kilómetros a las afueras de Halmstad. El día había empezado pronto con una ruta en bicicleta desde casa en Solna hasta el aeropuerto de Bromma para volar a Halmstad. Unas horas más tarde nos encontramos el fotógrafo y yo en el bonito hotel junto a la playa y con vistas al mar. Per Gessle tomó las riendas junto con el hombre de negocios Björn Nordstrand hace 20 años. A la pregunta de porque compró un hotel, la respuesta es corta.

-Sencillamente estaba en venta.

Desde que lo cogieron ha habido algunos cambios y hoy se encuentra aquí un hotel moderno con spa en dos pisos además de la galería Tres Hombres Art. Las paredes están cubiertas de arte moderno y bonitas fotografías y en la entrada espaciosa hay grandes esculturas que saltan a la vista.

Per Gessle da una impresión relajada y no notamos ningún indicio de que este día una agenda apretada con muchas entrevistas. Él responde tranquilamente a las preguntas y nos da la sensación de poder estar charlando tanto tiempo como queramos.

Cuando  do hablamos sobre escribir canciones, nos entretiene con el significado de las letras. Primero enfatiza que las letras quedan más reflexivas en los discos en solitario y si las canciones son en sueco. Pero si pensamos en el último disco de Gyllene Tider de 2013, también está enfocado en las letras. Y él se refiere que incluso es muy cuidadoso y reflexivo cuando escribe en inglés.

-Las letras las llevo en mi corazón, independientemente del idioma o de si soy yo en solitario, es Gyllene Tider o Roxette, constata él. Quizá muchos piensan que algunas de mis canciones contienen “rimas graciosas”, pero el hecho es que dedico mucho tiempo a ellas y están muy trabajadas.

Per Gessle siempre canta material compuesto por él.

-Por la sencilla razón que primero y ante todo escribo canciones, dice él.

En Abril sacó Per Gessle el cd en solitario “En vacker natt”. Han pasado diez años desde su último disco en solitario. Ya en otoño llega la continuación, “En vacker dag”. Que quedaran dos discos con la separación de solo unos meses, depende de que tenía demasiado material para solo uno. Así que quedaron dos.

-Uno puede preguntarse porque grabo discos cuando hay tan poca gente que se preocupa por los discos. En Suecia estamos enormemente “spotifeados”.

Los cds están hechos a la antigua con la idea de cómo se ve la portada y como se presenta la escogida de canciones. Es así como siempre se ha trabajado y así va a seguir en el futuro.

-Pienso que es bastante aburrido cuando la música se convierte solo en sonido que sale de un teléfono móvil.

-Este verano hay gira con música de toda su carrera artística. Cuando hablamos del futuro, nuevos proyectos y de si después de todos estos años sigue siendo igual de divertido, él sonríe y responde:

-Lo que se diferencia de antes es que ya no tengo tanta presión. Ahora intento hacer cosas en mis propias condiciones y una cosa después de otra.

Siempre hay nuevos proyectos en marcha. Y él dice que casi es más divertido ahora que ya no necesita demostrar nada.

-Si pasas por un éxito como el que tuvimos nosotros con Roxette, te creas un nivel de ambición alto y te exiges mucho. Ahora lo hago por mi. Y debe ser divertido.

Per Gessle ha dado una vuelta a su carrera artística entre tocar en solitario y en bandas con Gyllene Tider así como Roxette con Marie Fredriksson. le es difícil responder cual ha sido más divertido.

-Cada vez que toco con Gyllene Tider, es lo más divertido que conozco. Podemos tocar las canciones con los ojos cerrados. Es una banda competente y sabemos hacerlo.

También se sintió a gusto trabajando junto con otra cantante como Marie Fredriksson.

-Ella es una cantante muy hábil y puede hacer que mis canciones sean mejor de lo que realmente son, dice él sonriendo.

Él quiere decir que ha sido necesario de  vez en cuando hacer pausas de trabajar duro con otros. Poder hacer sus propias cosas ocasionalmente.

-Ninguna banda formada por varias personas creativas sobrevive durante mucho tiempo. Todos quieren conseguir un lugar con su creatividad y eso lleva a conflictos.

Marie Fredriksson pensaba por ejemplo que tocaban demasiado poco blues, un estilo de música que a Per Gessle no le gustaba. Solucionaron el problema haciendo ella sus discos en solitario y él haciendo la música más pop con Gyllene Tider.

-Las canciones más pop de los tiempos de Roxette las hacia yo en sueco y las grababa con Gyllene Tider.

En realidad no le interesan demasiadas cosas a parte de la música. El arte es en cualquier caso uno. Como ya hemos dicho hay una galería en el hotel, y Per Gessle se implica y decide que exposiciones tendrán lugar durante el verano.

-A veces veo películas. Pero a menudo la dejo a la mitad porque me viene alguna idea para una canción. Ayer grabé cuatro tonadillas en en mi teléfono al mismo tiempo que estaba mirando una película.

El artista tiene también un gran interés por los coches y tiene una colección de varios objetos únicos. Cuando entramos en el tema, él responde que todo es un malentendido.

-No estoy loco por los coches de la manera como se describe. Es el diseño lo que me interesa. Si vas conmigo por la calle y señalas un coche, no estés tan seguro de que yo sepa la marca del coche.

Antes de terminar la entrevista, Per Gessle confiesa su debilidad por el hockey tradicional.

-Soy hábil en el Stiga Pro Hockey Electric, dice él con una gran sonrisa. Tengo varios juegos en casa. Y los negros son los mejores, son más rápidos.

Cuando la familia se va de vacaciones siempre hay un juego de hockey en el equipaje.

-Enseño al personal del hotel todas las reglas y dejo el juego nos vamos. Suelen agradecerlo, dice él riendo, antes de decir adiós y dirigirse al siguiente punto de la agenda del día.

 

Per Gessle

Deja un comentario