Artículo sobre Per en la revista sueco-finlandesa Yle(3a parte)

Después de Gyllene Tider y un disco en solitario, la carrera de Per Gessle había menguado pero el gran éxito estaba a la vuelta de la esquina. Y fue un alumno de intercambio de USA el que convirtió la última llave en éxito mundial para Roxette. Pero no fue siempre tan fácil para él conseguir que estuviera Marie Fredriksson en las notas.

Se conocían desde 1981, cuando Marie era miembro de la banda Strul y Gyllene Tider era una banda de éxito. Las dos bandas tenían su sala de ensayos en la misma casa en Halmstad pero según Fredriksson había una gran diferencia entre las bandas y no solamente en cuanto a la música.

-Ellos tenían un local de ensayos bonito, ordenado, limpio y cubierto con alfombra por las paredes. Strul tenia alquilado el local vecino que se veía más como un local de ensayos normal, lleno de latas de cerveza y colillas, escribe Fredriksson en su autobiografía “Kärleken till livet”.

Y mi impresión del libro es que Marie Fredriksson en esos tiempos era muy bohemia. Ella también era consciente que Gessle pensaba que ella se movía en “círculos confusos”. Mientras que ella pensaba que él era un poco “niño de mamá” que siempre tenía dinero y era increíblemente pedante.

Pero ya entonces se encontraron el uno al otro musicalmente. La canción Tin Soldier de Small Faces era su estilo musical menos común.

Y si se escucha atentamente hay ciertos sonidos y melodías que más tarde formó un poco la línea de Roxette. Había una cierta aspereza en la manera de cantar de Steve Marriot que también aplicaba Marie en su voz.

– Gritábamos de lo fantástico que pensamos que era. Es un gran recuerdo, que Per Gessle y yo nos entendiéramos a través de las canciones, escribe Fredriksson.

Y cuando quedó con Per Gessle en Estocolmo en marzo de este año para hablar de toda su carrera, llegamos a Roxette y Per explica un detalle del que yo no había sido consciente antes. Resultó que Marie tenía una opinión muy fuerte sobre ciertas canciones que podía cantar ella.

-Es decir, en la historia de Roxette hay realmente cantidad de canciones a las que Marie en realidad ha dicho que no. Como cuando llegué con “Real Sugar” o “How do you do”, no es para nada la música de Marie, dice Per riendo.

Cuando Per escribió el hit “The look”, la base era “he’s got the look” y la letra estaba escrita para ella. Pero ella se negó a cantarla porque sentía que no era algo que quisiera darle a su voz. Así que ella se puso en el estribillo lo cual hizo que la canción consiguiera un realce totalmente nuevo.

Pero también hay canciones que a Fredriksson no le gustaban para nada, Gessle grabó las demos, pero sin embargo ella las cantó y más tarde se han convertido en las favoritas de Marie.

-Ella odiaba “Dangerous” pero cuando hablamos recientemente dijo que piensa que es una de las mejores canciones de Roxette. Pero fue una pesadilla cuando grabamos la canción, dice Per suspirando.

Y después él desvela el secreto solista de Roxette.

– Si escuchas las canciones, de hecho todas las canciones que canto yo son casi siempre canciones que a Marie no le ha apetecido cantar, así de sencillo.

Pero hay una excepción. Gessle quería cantar “Joyride” y estuvieron de acuerdo en la decisión. Según él la idea de Roxette era que él escribiría las canciones y era el motor y Marie sería la cantante y cara visible. Pero también hubo momentos en los que él se arrepintió de haber el escogido el nombre Roxette.

-No nos vino nada mejor, ¿quizá Marie y Per?, ríe. Al cabo de unos años pensé que era un nombre bastante idiota ha que mucha gente creía que Marie se llamaba Roxette y que yo le llevaba la ropa. Pensé “joder, esto no funciona” pero ya era demasiado tarde.

En su autobiografía, Marie Fredriksson también afirma que Gessle estaba frustrado con el nombre. Y ella da un ejemplo. En un evento con muchas otras estrellas, de repente Tina Turner la vio y gritó:

-Come and sit with me, Roxette.

Roxette había vendido muchos discos en Suecia pero el gran éxito aún estaba por llegar. Y como de costumbre el azar jugó su papel.

Empezaron las grabaciones del disco “Look Sharp” la primavera de 1988. En el estudio había músicos colaborado en sus anteriores canciones, pero Gessle no estaba satisfecho con el resultado esta vez. Al mismo tiempo el legendario técnico de EMI, Alar Suurna, se rompió la pierna y eso le dio la posibilidad a Gessle de hacer un cambio.

Pidió entrar en el equipo a Anders Herrlin, que había tocado en Gyllene Tider. Herrlin había aprendido a programar en el estudio y de repente encontraron el sonido que buscaban en el mundo digital. De repente él se convirtió en técnico para el disco. Así que fuera músicos bienvenidos ordenadores.

-Jonas Isacsson vino con su guitarra y se convirtió en un sonido totalmente propio, explica Gessle.

Y aunque el disco se vendió bien en Suecia, el sueño era despegar en USA. Pero la discográfica de allí no tenía gran interés por Roxette y claramente también habían olvidado los éxitos de Abba diez años antes. El motivo de no sacar el disco allí era que la banda venia de Suecia y que no iban a sonar en la radio americana.

Los éxitos podían haber pasado de largo si no hubiese sido por el alumno de intercambio Dean Cushman que había estudiado conocimientos de informática en Borås. Cuando fue el momento de volver a casa, a Minneapolis, se llevó consigo el disco “Look Sharp” en la maleta.

En casa visitó la emisora de radio KDWB y les pidió que pusieran el disco. Lo dejó allí pero nunca escuchó ninguna canción del disco.

Así que a la semana volvió para recoger el disco pero el jefe de programas de la emisora tenía mala conciencia y le pidió a Cushman que esperara mientras él escuchaba el disco. La canción que abría el disco era “The Look” y el canal pudieron constatar de inmediato que era un hit.

Rápidamente copiaron la canción en una cinta y la enviaron a otras emisoras de radio así que Roxette tenía un hit en la radio de USA a pesar de no haber sacado el disco allí.

No pasó mucho tiempo hasta que la discográfica también despertó y Roxette tuvo cuatro números uno en las listas de USA. Y de esta manera también se abrieron las puertas a todos los demás países.

-Cuando “The Look” se convirtió en número uno en USA nos comercializaron como una banda americana cuando el disco fue lanzado en Inglaterra. Porque si hubiesen dicho que era una banda sueca, ninguna radio inglesa lo hubiesen puesto, así que fue una banda americana durante unos meses ya que en ese momento no existía Google para poder encontrar cualquier cosa, dice Gessle riendo.

 

https://svenska.yle.fi/artikel/2017/08/10/gessle-tyckte-roxette-var-ett-idiotiskt-namn

 

 

Deja un comentario