Reseña del disco “Small town talk” en Aftonbladet

“Small town talk” (3 de 5)
Podría dividirse la música de Per Gessle en dos géneros diferentes. Cuando canta en inglés y cuando canta en sueco. O aún más simplificado: Roxette y Gyllene Tider.
Roxette es lluvia golpeando en la ventana y Gyllene Tider es veranos románticos.
Lo que fascina cuando Gessle ahora traduce los dos álbumes de Nashville del año pasado, “En vacker dag” y “En vacker natt”, al inglés con ayuda de la letrista Sharon Vaughn, es lo rápido que cambia de forma la música. A pesar de ser las mismas canciones y la misma instrumentación. Como pasa la música, por decirlo de alguna forma, de “Kung av sand” a “Queen of rain”.
Una de las canciones más destacadas es la canción que da título al disco, “Small town talk”, con Nick Lowe en el papel de Lars Winnerbäck. El resultado suena como un muy buen taller entre dos profesores del pop. Puedo imaginar que la colaboración se coloca en una posición bastante alta cuando Gessle un día haga resumen de su carrera.
Como casi siempre cuando se traduce la música, se convierte en cierto estilo inevitable, especialmente si has escuchado las canciones originales. Pero el pop country es, independientemente del idioma, un traje digno con el que ir envejeciendo Gessle poco a poco.
La sensación es que él ha llegado a un punto en que él se ha liberado de la presión de escribir hits mundiales para pasarlo bien y seguir su corazón y su ritmo creativo de la colección de discos. La música de “Small town talk” es personal, retrospectivo y sutil. Recuerda al oscuro disco “Tourism” de 1992. Este otoño Gessle sale de gira por Europa en ausencia de Marie Fredriksson. En el repertorio habrá canciones de Roxette, pero también alguna de este disco. “The finest price” estaría al lado de “Cinnamon street”.
Mejor canción: “It came too fast”.

 

https://www.aftonbladet.se/nojesbladet/musik/a/karEMX/gessle-fran-kung-av-sand-till-queen-of-rain

Deja un comentario