Entrevista a Per en la revista sueco-finlandesa Hufvudstadsbladet

Cuando el artista de Roxette quiso renovarse, viajó a Nashville para grabar dos álbumes con músicos locales. El resultado también inspiró su actual gira. -Esta gira es extremadamente emocionante porque aquí me tiro realmente a la piscina, dice él en una entrevista a HBL.
En Abril de 2016 la cantante de Roxette Marie Fredriksson anunció que a causa de su enfermedad debía dejar las giras por recomendación de su médico. La noticia significó un giro para la otra mitad de Roxette, Per Gessle.
Después de 30 años y una decena de álbumes juntos, fue el final para una de las bandas de más éxito internacional de Suecia. Cancelaron conciertos que estaban planificados para el verano y Gessle no estaba seguro entonces de si él volvería a tocar canciones de Roxette.
-Cuando Marie lo dejó, lo primero que ella dijo fue que yo debía continuar con Roxette pero yo no quería. No podía ver cómo iba a seguir. No puedo coger una nueva chica y sustituir a Marie.
Un poco más de dos años más tarde Gessle se lo ha repensado. Después de haberse centrado en su propia música y haber lanzado dos discos en solitario en sueco, él está de actualidad con una gira llamada Gessle’s Roxettey donde vuelve a tocar canciones de Roxette. El 12 de noviembre tocará en el Kulturhuset de Helsinki.
-Esta gira es extremadamente emocionante porque aquí realmente me tiro a la piscina, dice Gessle cuando HBL se encuentra con él en las oficinas de Live Nation en Estocolmo.
La gran estrella durante la gira es el catálogo de Roxette, pero algunas canciones estarán revestidas y sonaran diferente. Gessle explica que se inspiró para la gira después de haber salido de gira con un proyecto en solitario con elementos country.
-Así que pensé: se podrían hacer las canciones de Roxette así, en este escenario y repensándolo todo. Entonces decidí que sería genial probar de hacer una gira así.
Gessle, a parte de canciones de Roxette, también tocará material de sus discos en solitario En vacker dag y En vacker natt, que él denomina Småstadsprat. Fueron dos discos que que exigieron que Gessle viajara hasta Nashville, en USA (un nuevo lugar geográfico).
–He hecho tantos discos en el mismo lugar en Skåne desde 2002. Mi mujer contó que había estado en el estudio 460 días los últimos diez años. Es más de un año en el estudio. Así que pensé que ya es suficiente.
Gessle dice que le gusta cambiar de ambiente y solo el hecho de ir a un estudio en Nashville le pareció un triunfo. Además él quería tocar con músicos locales de la ciudad.
-Cuando empecé a trabajar, creía que sería un clásico disco de letrista-cantante pero cuando empecé a grabar sentía como iban cambiando las canciones.
En el momento de las grabaciones, Gessle estaba pasando por un periodo difícil. Su madre, su hermana y su hermano habían muerto en un periodo de tres años y muchas de las canciones están escritas durante ese tiempo.
-Las canciones quedaron muy desnudas. Cuando las escribí pensé que había una melancolía en el estilo que hasta entonces no había conseguido jamás. No sé porque me salió así en ese momento, pero estaba preparado.
Gessle explica que siempre intenta ser personal cuando escribe pero que a menudo hay un filtro en algún lugar.
-A veces siento que entras en un modo de escribir y quizá sale de algo que sientes o que te ha pasado. Pero después se convierte en ficción para reforzar tu idea inicial. Y de repente ya no es tan personal.
¿Qué canciones son tus favoritas?
-Hay tres canciones clave que me gustan muchísimo. Son Det är min plats, Småstadsprat y Allt gick så fort.
-¿Por qué significan más estas?
-Porque son muy privadas, personales. Tanto Småstadsprat como Min plats son sencillas y difíciles de escribir tan sencillamente y hacer que funcionen. Sé de qué hablo porque fracaso con ello todo el tiempo, dice Gessle sonriendo.
La canción Småstadsprat la ha hecho junto con Lars Winnerbäck. En la canción cantan “no creía que fuese verdad, que hubieses vuelto con el mismo nombre. Solo era chismorreo”. Se refieren a los rumores que pueden correr en las poblaciones pequeñas.
-No creo que alguien que viva en una gran ciudad sepa el significado de “Småstadsprat” (charla de ciudad pequeña), dice Gessle.
Él viene de Halmstad, que a pesar de sus 100.000 habitantes también se la considera una población pequeña. Gessle sigue viviendo parcialmente allí para tener paz y tranquilidad. Él indica que si creces en una ciudad pequeña, influye en tu manera de pensar y de ser.
-Una ciudad grande como Estocolmo tiene otras posibilidades con metro y todo eso. El 99 por ciento de las cosas no estaban en Halmstad cuando yo crecí allí. Allí era mucho más viejo y caracteriza mi personalidad, mis valores y toda mi manera de relacionarme con otras personas, para bien y para mal.
Gessle explica que cuando su banda Gyllene Tider empezó a mediados de los 70 y viajó a Estocolmo para tocar, siempre pedían disculpas por ser de una ciudad pequeña y no de Estocolmo.
-Siempre nos sentíamos un poco inferiores. Y era innecesario! Pero fuimos educados así, siendo muy sinceros y prudentes. Creo que forma parte de esa mentalidad de ciudad pequeña.
Mientras muchos artistas pueden cansarse de tocar sus canciones más viejas, Gessle siente lo contrario. Él sintió pena cuando primero pensó que ya no iba a tocar más las canciones de Roxette.
-Todas estas canciones son mis bebés. Una de las mejores cosas en mi vida es que me he sentado a escribir una canción en algún lugar en mi casa y que de repente a alguien de Brasil, Finlandia o Australia le emociona y le gusta.
Gessle recuerda cuando de adolescente envió su primera canción a un programa de radio amateur y después recibió su primera carta de admiración de una chica llamada Katarina.
-Ella había escuchado la canción y se reconocía en la letra. Es fantástico. Si tienes la suerte de hacer canciones que conmueven a mucha gente del mundo, entonces está claro que tienes que tocarlas.
-¿Cómo ha evolucionado tu forma de escribir a lo largo de los años?
-Ha evolucionado pero también ha sido complejo. Hay algo en la naturaleza de la música pop que hace que todo sea más fresco cuando está escrito por personas jóvenes. Cuando te haces mayor, te vuelves un poco más inteligente e intelectualizas la música.
-Hoy lo habría tenido complicado con las primeras canciones de Gyllene Tider como Billy y Sommartider. Pero por otro lado no habría podido escribir la música que escribo hoy -exige otros conocimientos-.
En Septiembre Gessle lanzó la traducción al inglés de Småstadsprat, y ahora está de gira por Europa. Gessle dice que ha sido afortunado de poder trabajar con la música a tiempo completo toda su vida.
-Me encanta todas las partes del trabajo: escribir, grabar en el estudio y tocar en directo. Pero también intento cambiar y renovar el proyecto para no hacer lo mismo cada vez.

 

https://www.hbl.fi/artikel/det-vore-javligt-coolt-att-gora-roxette-med-countrystuk/

Deja un comentario