Artículo sobre Gyllene Tider en Göteborgsposten

Está claro que el último concierto de Gyllene Tider va a ser en Ullevi.
El nueve de agosto Gyllene Tider pone punto final a cuarenta años como banda más querida de Suecia. En la cuida noruega Fredrikstad. No es una despedida digna, debe replanificarse la gira.
Per Gessle es un hombre al que le gusta la buena planificación y el orden. Sobretodo aprecia una bonita dramaturgia cuando va a escribirse la historia sobre su sus bandas. Además ha leído muchas biografías de estrellas del rock para saber cómo debe dirigirse una bonita despedida.
Por ello es incomprensible que haya puesto su nombre a un plan de gira en que Gyllene Tider va a celebrar su larga carrera con un concierto en Dampskipsbrygga en la noruega Fredrikstad. De hecho no es solo incomprensible. Es indigna.
Nada en contra de Noruega, esquiar es bonito, pero cuando suene “Sommartider” por última vez delante de un público con los brazos alzados, está claro que debe ser en territorio sueco.
Las entradas para la gira de Gyllene Tider se pusieron a la venta el martes 5 de febrero. Aunque yo no creo que vaya a agotarse toda la gira, la demanda va a ser intensiva. Sobretodo en la premier, en Halmstad, pero aún más en el último concierto sueco, en Slottsskogsvallen en Göteborg el 3 de agosto. Se van a agotar las entradas antes de que Per Gessle tenga tiempo de decir “allsångsfest”.
El concierto de Göteborg ya es ahora el punto culminante de la gira. Pero el diseño es totalmente oblicuo. Lo único razonable es posponer la fecha de Göteborg para que sea posterior al viene a Noruega.
Y pasar el concierto a Ullevi, claro.
Gyllene Tider ha triunfado allí antes y lo hará de nuevo. Aunque mucha gente ya ha visto a la banda durante el verano, hay más que suficientes personas que quieren unirse y llenar el Ullevi y homenajear a Gyllene Tider durante su última noche.
Pero con “solo” Metallica y Summerburst contratados, el verano en Ullevi va a ser todo un récord. Obviamente hay una solución muy sencilla para cambiar esto. Porque ciertamente suena muy bonito poder pasear desde Ullevi con una noche de verano iluminada por los fuegos artificiales justo después de haber sonado por última vez la agridulce “När alla vännerna gått hem”.
Así que, organizando Live Nation, aseguraros de que Gyllene Tider tiene el final que se merece. Traedlos a casa, a Ullevi.

 

http://www.gp.se/kultur/kultur/gyllene-tiders-sista-konsert-någonsin-ska-självklart-vara-på-ullevi-1.12893322

 

Deja un comentario