Reseña de “Gammal kärlek rostar aldrig” en el Göteborgsposten

“Gammal kärlek rostar aldrig” (3/5)

Per Gessle escribió su primera canción en 1976. Toda una vida. Halmstad era otra ciudad, Suecia era otro país. Sin embargo, una de las pocas constantes durante estos largos 44 años, se cree que es el mismísimo profesor del pop de Halland. Nadie más suena como Per Gessle, y Per Gessle solo suena como él mismo. Queda claro cuando ahora escoge sacar varias viejas canciones del cajón. 

Aquí se encuentran las canciones que no encajaron o que nacieron demasiado tarde para incluirlas en algún sitio, y aquí se encuentran las canciones que Per Gessle escribió para otros artistas y que nunca grabó ni editó él mismo (aparte de demos medió terminadas).

Ahí pertenecen las baladas “Segla på etc moln” con la que tuvo un gran éxito Anne-Lie Rydé en 1983, y “I din hand”, que Per Gessle escribió diez años más tarde para el álbum de regreso de Svante Thuresson, “En salig man”. 

Para bien y para mal, las dos son canciones claramente Gessle. “Segla på ett moln” crece cuando Per Gessle la convierte en un bonito dueto junto con Helena Josefsson, mientras que el sonido jazz de Svante Thuresson es sustituido por un toque demasiado Gyllene Tider. 

El resto de canciones tira de viejas ramas del árbol estable de Gessle. La canción pop que abre el disco, “Nypon & Ljung” surgió, por ejemplo, de la sesión en Nashville en 2017, la cual contiene el bonito pedal steel de Gicken Johansson.

Las casi desnudas “Viskar” y “Tända en sticka till” las escribió Per Gessle a principios de los 80, más o menos al mismo tiempo que escribió la canción que termina el disco, “Kom ut till till stranden”, que destaca por encima de todo y se vuelve memorable gracias al saxo tenor de Per Thornberg. 

Además, Per Gessle ha lanzado dos canciones recientes, “Mamma” y “Pappa”, que él escribió para el día de la madre a principios de este año. Su mayor aportación al album probablemente sea la temporalidad que flota en muchas de las canciones de Per Gessle. 

Porque hay una seguridad en la música sueca de Gessle. Disco tras disco, canción a canción, vibra una especie de tono d fondo que transportan las canciones independientemente de si es algo de Per en solitario o de si es algo de su antigua banda de Gyllene Tider. Es bonito. E impresionante. Pero no tan emocionante. 

Paralelamente el trabajo propio de Gessle, también se edita este otoño muchas de las canciones no editadas anteriormente de Roxette. El primer volumen de “Bag of trix” salió el 30 de octubre, seguido de tres volúmenes más en noviembre y diciembre. 

https://www.gp.se/kultur/musik/recension-per-gessle-gammal-kärlek-rostar-aldrig-1.36621057?fbclid=IwAR2PTdVC_B-sq21IKqKGtrTKQXA_qq5Ay3l4GUfLrIxeAB91vlzfVVUosys

Deja un comentario